el mercado libre en el Bierzo y en todas partes

el mercado libre en el Bierzo y en todas partes

En estos días en el Bierzo y en todas partes personas tejemos el anhelo de materializar un MERCADO.

La cuestión apasiona y mueve energía y da para muchas reflexiones, puntos de vista, opiniones, encuentros y desencuentros. El tema se percibe clave y fundamental.

Y es que el mercado es el espacio donde los seres humanos, familias y gentes realizamos las acciones que nos permiten (o imposibilitan) acceder a los recursos necesarios para la Vida: alimentos, servicios,  bienes, conocimientos, relación, celebración… todo aquello que no podemos procurarnos por nosotrxs mismxs y conseguimos intercambiandolo por dinero u otros trueques.

Cuando los mercados funcionan, hay de todo para todxs. Hay abundancia de mercaderías y abundancia de público.

¿Cuando pensamos en el mercado que nos gusta qué imaginamos? Imaginamos espacios llenos de personas, bullendo de Vida, el zoco, la medina, la feriona de villablino, la de mayo en Cacabelos, la feria de los Remedios en Luyego… Mucha mercancía y muchxs compradorxs. Eso es un buen mercado, un mercado que nos gusta tanto a consumidores como a oferentes.

¿Hay alguien que no vaya al mercado? sí. No van lxs anacoretas. Si vives eremiticamente en una gruta en Peñalba de Santiago, si lo que te gusta es la autosuficiencia entendida como procurarte tus propios recursos por ti mismx y vivir en sobriedad y soledad, o aspiras a ello, el mercado ni te va ni te viene, te importa un bledo. Nada te aporta, no es un espacio de tu interés y tanto te da que los haya o no y como sean.

Asi que, hago la siguiente invitación: si eres unx anacoreta o esa es tu intención y tu estilo de vida, puedes poner tu energía en ello en otros muchos aspectos. El mercado no es tu espacio “natural”Naturalmente, al  libre mercado podemos acudir todxs, cuando es nuestro gusto, también lxs ascetas!

¿Hay alguien que vaya al mercado y no pueda comprar ni vender? si, lxs pordioserxs.

Aclara=acción: hay vagabundos-vagamundos (están en la calle por elección, es su estilo de Vida), pedigüeños (pudiendo conseguir recursos con las manos propias, los piden a otras personas), hay miseria (como cuando una adicción pone a la persona fuera de su ser y se vive la Vida en el límite la dignidad)… y otras muchas posiciones humanas posibles. Algunas encuentran su lugar en el mercado. Para otras el lugar es el ámbito de la salud, de la libertad personal… El mercado no resuelve todo. Sí muchas cosas.

Sin ahondar en esto, aclaro que aquí me quiero referir a:

Las personas que no compran ni venden porque no tienen nada, que extienden la mano para pedir por favor que alguien les de los recursos que no tienen, para poder ellxs también ir al mercado y conseguir la comida, etc…

¿Qué pensamos de esta realidad? yo pienso, como pensamos todxs, que no me gusta que haya pordioserxs. Que cuando lxs hay es porque está fallando algo.

¿No tengo nada que poder llevar al mercado y procurar intercambiarlo por lo que preciso? si tengo una cosa, aunque sólo sea una y sea muy pequeña; aunque no sea material, si es un conocimiento, una habilidad… ya no soy unx pordiosera! ya tengo algo para llevar al mercado y cambiarlo por otra cosa que me enriquezca!! el mercado es un lugar al que puedo ir para mejorar mi Vida!

¿De verdad que no tengo nada para llevar al mercado? Casos hay. Personas que lamentablemente responden sí a esta pregunta. Aquí puedo sentir con mucha fuerza ahora, que todxs estamos de corazón abiertxs a compartir lo que tenemos con las personas que no tienen. Hay algunx pordioserx leyendo este texto? contactame, por favor. Quizá podemos encontrar algo que hacer juntxs para encontrar riquezas para ambxs y/o a otras personas que puedan.

Y si no podemos, podemos elegir salir del espacio del mercado y  entrar en el de la cari=dad. Con los tiempos que vivimos, es un espacio en el que cada día más personas nos encontramos. Es digno. Muy digno. Unas personas estamos más protegidas, más seguras y otras más en el aire. Lxs más débiles pueden necesitar apoyo. Es lo humano prestarlo. Hoy por ti, mañana por mi. Nos vemos en necesidad porque la riqueza de todxs está siendo acaparada por unxs pocxs. Todxs los vecinxs, todxs los familiares, todo nuestro entorno es de personas y familias normales, iguales que nosotrxs, que afrontan situaciones de especulación financiera, inmobiliaria… todo lo que sabemos. 

¿Queremos aportar, cuando vamos a nuestro mercado, una parte de la riqueza que obtenemos, para las personas que el mercado “sistemático” excluye y no tienen acceso? veo que las cadenas de supermercados disponen de puntos de recogida de alimentos y donaciones y veo que muchas personas vecinas ofrecen ahí altruistamente sus recursos.

Esto nos gusta, esto podemos replicarlo, copiarlo, incluirlo. Esto y formas nuevas que se nos ocurran.

Cuando el mercado funciona, todxs podemos encontrar en él lo que satisface nuestras necesidades, la riqueza se multiplica y llega a todxs.

Escribo sobre mercados para procurar aclarar-me en este tema que encuentro enmarañado e intrincado. ¿por qué resulta tan compleja la cosa de la economía? ¿por qué no parece haber quien la entienda? ¿tan complicada es esta faceta de la Vida humana? ¿Por qué parece tan dificil ponernos de acuerdo?

El mercado.

A algunxs no lxs gusta ni la palabra. Dicen: mejor feria! gratiferia! zoco! cualquier cosa menos mercado! los mercados son el problema, los mercados son el mal!!

A mi me gusta el libre mercado. Y es que lo que llaman libre mercado no lo es!

!!!!Lo llaman libre mercado y no lo es!!!!

Esta es la cosa.  Alguien nos la está metiendo doblada. Se apoderan del nombre, con toda su jeta hablan de libre mercado cuando a lo que se refieren es a oligopolio. Nos quieren hacer ver lo blanco negro! nos giran la realidad!! Y nos hacen un lío que luego nos cuesta desenredar al procurar entendernos al hablar, porque al aborrecer el nombre, dejamos de poder nombrar lo que nos gusta!!

¿Qué hacer? enseñarnos-les lo que es el libre mercado de verdad. Atrevernos a poner manos a la obra, reconocer que en muchos sentidos tenemos un lio mental y una empanada muy grande con todo lo del dinero y los recursos, que no tenemos claro ni siquiera si nos gusta el dinero o no y otras mil cuestiones acerca de las herramientas del mercado… abrirnos a aprender juntas, escuchar a quien sabe, lxs economistas que nos ofrecen altruistamente su conocimiento, lxs comerciantes que aquí y allá triunfan donde otrxs fracasan, replicarlo, copiarlo… y hacer lo que decimos que nos gusta.

Y la forma es confiar unxs en otrxs, porque todxs somos vecinos y estamos en el mismo barco y tenemos objetivos vitales semejantes: vivir en bienestar. Porque mientras no nos decidimos a tomar el timón, lo manejan unxs aprovechadxs que acaparan los recursos de todxs y cometen con ello enormes crímenes contra la humanidad. Podemos confiar en la buena voluntad que consigue que todo salga de la mejor de las maneras. Podemos confiar en las matemáticas, las de verdad, no las de los números de la bolsa. Las matemáticas de verdad dicen que la multiplicación es una consecuencia inevitable del encuentro y el intercambio libres y del mercadeo y que es mucho lo que ganamos todxs, eligiendo a nuestro gusto.

Atrevernos a ir al mercado que nos gusta… simple!

La cosa es que el enredo no acaba aquí porque si con la palabra mercado teníamos bastante lío, al entrar en los adjetivos la complejidad del tema se expande:

Los adjetivos que suenan para definirlo y nombrarlo van siendo: social, local, de economía consciente, solidaria, eco=lógica, sostenible, horizontal…

Si no eres eremitx ni pordioserx, vas al mercado. Y al mercado, como sabemos por la historia, podemos ir morxs, cristianxs, judíxs… y todxs juntxs ir a vender y a comprar, a ver y a informarnos, a encontrarnos y a celebrar, a comer y a reír y a disfrutar del arte…

¿Qué mi vecino de puesto tiene una creencia diferente de la mía? ¿que le echa glifosato a la huerta? con tal de que el mercado sea transparente y no se dé gato por liebre (cuestión que, como la mentira tiene las piernas muy cortas resuelve el propio mercado, pues quien pierde el crédito, la credibilidad, pierde el mercado). ¡Si es mi vecino (imaginario) Manolo, que es muy enrollao el hombre! y es un campesino, hace alimentos. Un respeto.

Si le digo: “no quiero juntarme contigo en un mercado, voy a hacer un mercado “bio” al que no podrás venir”, ¿cómo puedo extrañarme después de que a los mercados bio vamos siempre lxs mismxs y que la gente “de la calle” no se anima a venir!!??? normal!! y si “ellxs” nos dijeran: los bio no podeís venir a los mercados convencionales, no os queremos a nuestro lado ¿qué?

¿Cuantas familias hay en el entorno del Bierzo, maragatería y León que puedan decir “nuestros alimentos son 100% orgánicxs”. Estas familias, claramente, no van a tener interés en comprar a mi vecino Manolo, pero como ni Manolo ni yo les venimos a engañar, charlamos todxs tan contentxs y cada quien puede comprar lo que prefiere y todxs un día que otro compramos aquí y allá… y todos somos vecinxs.

A mi me resuena definir  el espacio simplemente: mercado.

Si alguien pregunta, ¿y como es ese mercado? se puede resumir muy rápido: es libre, tu llegas, te pones con lo que quieras y ya está.

¿Y las cuestiones legales? lo mismo que ahora: cada quien es responsable de lo suyo y vende como puede y/o quiere. El tiempo y la evolución de los intercambios nos llevarán quizá a crear relaciones diversas y a relacionarnos con la sociedad en colectivos y grupos…

El propio mercado (la suma de todas las acciones de las personas asistentes) determinará el éxito para unxs asistentes y el rapapolvo para otrxs. Se dice: cada quién cuenta la feria según le va en ella!

No habiendo límites, no hay necesidad de otro control que el que ya tenemos en nuestras manos, el definitivo, el clave, el auténtico poder: cada quien puede elegir donde quiere realizar sus intercambios. Así no hay que poner energía alguna en organiza=acción controladora.

El mercado del que hablamos, además, incluye la posibilidad de mercados sectoriales, mercados temáticos, expresión artística, difusión de mercados virtuales, grupos de consumo, colectivos de oferentes, nuevos mercados en los otros pueblos grandes… podemos empezar por un mercado libre en las inmedia-acciones de Ponferrada, centro de la comarca y luego ya podemos continuar con los mercados eco.lógicos, los de Cacabelos, Villafranca… y/o podemos hacer varias cosas a la vez!! y las iniciativas particulares y grupales diversas podemos elegir apoyarlas también! a nuestro gusto!

Lo bueno del ser libre es que ahorra mucha energía! y suma!

La competencia estimula la creatividad, el ingenio y la realización de las obras humanas. La competencia. La propia palabra lo dice, se refiere a lo competentes que somos, al nivel de excelencia que logramos. Otra cosa muy diferente es la competitividad. Pero eso tendrá que ser contado en otro tiempo porque con el mercado ya se me está alargando mucho la entrada… 🙂

No tengo ni idea de economía, ventas ni marketing. Veo alrededor personas que sí que saben. Quiero juntarme a aprender con ellxs, quiero participar en co-crear mercados libres, quiero celebrar mercados, como hicieron lxs abuelxs y lxs abuelxs. Ellxs lo hacían y lo hacían fácil y muchas veces sin alguaciles ni otra autoridad que la costumbre y el sentido común…

Si ellxs lo hacían y fácil y nosotrxs vamos a jugar a pelearnxs y separarnxs entre nosotras, todas las personas, mientras lxs lobxs merodean alrededor estrechando cada vez más el cerco y nos roban las cosechas hasta dejarnos secxs (alimentos, ideas, recursos naturales, inventos, conocimiento, energía…)

Si yo, como mis abuelxs, soy labradora. Si mis gustos y necesidades son sencillos y claros. Como los de todxs las personas que conozco. Donde está el mercado que me gusta, el que necesito???
No estamos evolucionando, estamos involucionando?

Yo me siento muchas veces confusa y sobrepasada de información, de emociones diversas, de miedos, bregando con el día a día en la materia, soñando con hacer diferente… y desanimada muchas veces, dándome cabezazos contra mis propios muros mentales, no encontrando el modo de comunicar-me… y viendo en otras personas y colectivos lo que me parece debatirse en dudas semejantes (y otras diferentes) a las mías… muchas personas alrededor viviendo dificultades para acceder a los recursos necesarios para la Vida. Nos suena a todxs no? en todas las familias conocemos casos de vecinxs, de familiares, amigxs… en situaciones de necesidad.

Me digo: me gusta la vida en este planeta. Es posible hacer un auténtico paraiso aquí. Los entornos, montañas y llanos, costas y mesetas… superan en mucho el tecnicolor! los recursos están ahí y son abundantes. Son nuestras manos las que pueden hacer el uso y difrute en sostenibilidad que queremos. Nadie lo va a hacer por nosotrxs. Es imposible  y no sería divertido ¡Nadie dijo que íbamos a encontrar todo hecho! 🙂

Si no me diera miedo y no fuera una tarea que requiere energía centrada y potente, no sería un gran reto. Cada persona, cada familia, cada comunidad, está viviendo su propio proceso, único y seguramente… inefable.

Lo que puedo decir es: Ánimo y PAZ-iencia. La lógica y la ciencia indican que para cambiar necesidad por riqueza, el modo es elegir disfrutar jugando a los mercados.

Es jugar. Totalmente, lo mismo que de niñxs… vamos a hablar y hablar sobre el juego que nos gusta jugar a cada unx, o empezamos a jugar?? los diversos juegos son compatibles!!

¿Donde y cuando? Es todo lo que es necesario acordar para empezar. Tengo ganas de pensar y materializar el puesto y qué llevar y qué pedir por las cosas y sueño con los tesoros que habŕa en el mercado, que llevarán otras personas y familias y que podremos traernos para la granja…

Mercado libre. Mercado. Va quien quiere. Lleva lo que quiere. Los tratos y acuerdos se establecen libre=mente, usando moneda o no, con el acuerdo que se decide por las partes… superfácil!!!

Y quien sienta algún miedo, porque también el miedo es libre, puede tomarse su tiempo y juntarse más adelante, o ir un día para probar, o ir a echar un vistazo, o no ir nunca y plantear otro espacio para mercado mas de su gusto, ir y venir…

Sin votaciones, sin acuerdos complicados. La votación se hace eligiendo juntarse o no juntarse. Superfacil, me parece!

Para muestra, el mercado de los primeros domingos de mes en Requejo de Pradorrey, en las inmedia=acciones de Astorga. No sé si es casual que (al menos que yo sepa) la única ciudad de León que dispone de un libre mercado mensual sea la pequeña  y augusta Astorga. A mitad de camino entre las dos grandes, León y Ponferrada. Un mercado estupendo para mi gusto. Las fotos que ilustran esta entrada son de tesoros encontrados en él.

Y, por cierto, en Astorga hay una cantidad de comercios tradicionales llamativa y de una riqueza de ambiente, colores, mercaderías… que hacen de esta una preciosa ciudad para ir de compras: chocolate, ultramarinos tradicionales, ferreterías y droguerías en las que puedes encontrar de-to-do, cafeterías con encanto… esto también merece una entrada completa! 🙂

Gentes! nos juntamos en la maragatería en el próximo mercado? vemos, palpamos, saboreamos, redescubrimos el mercado, paseamos por el pueblo, nos encontramos y nos comunicamos, llevamos y traemos…

Hasta es posible pensar en una “asamblea-encuentro-presenta=acciones mercantiles” por la tarde, en pradorey al parecer hay un local común disponible para uso.

Donde y cuando?

Vamos pal mercao!!!????

 

Anuncios

La Revoluciòn Blanca

La Revoluciòn Blanca.

 

 

en la luna… y en el lado oscuro de la luna

El martes 18 de febrero de 2014 un poco antes de las 9:00 a.m. la luna se ponía así  tras el Pico Sanguiñal.

En duro contraste, con la naturaleza ofreciendonos  a manos llenas regalos de amaneceres en tecnicolor, mañanas vigorizantes de colores brillantes, medios días soleados aptos para lagartijear, tardes ventosas y tardes apacibles y largas noches… en la granja andamos reviviendo pesadillas de miseria humana.

Llega otro sobre certificado con el mensaje “no hay ayuda”. Si no he perdido la cuenta, es el sexto sobre. El mensaje siempre el mismo. Increible pero cierto: no hay ayuda pública para afrontar las pérdidas habidas en el incendio. Árboles, labores, resina, herramientas… saldremos adelante por nuestros propios medios, sin ayuda.

Si podemos. Si lo logramos.

Si o no, si se nos ocurre encender la tele seguiremos viendo a l+s representantes public+s decir palabras acerca de lo necesari+s que son l+s “emprendedor+s”, de apoyo, de vuelta a los pueblos, de que “hay que…” para crear empleo, para contribuir, para… vivir.

Y hasta es muy fácil que les pueda ver aquí, a l+s representant+s públic+s, en vivo y en directo, cuando vuelvan para hacerse la foto el día del árbol o cualquier “día”… y recontar sobre los millones de € públicos que destinamos a los bosques… ¿a los bosques? querrán decir a las grandes empresas concesionarias y gestoras de los aprovechamientos muchimillonarios del patrimonio y los bienes pú-bli-cos. Señoras y Señores. Nuestr+s. De tod+s.

Y qué hago? me encorajino y les digo cuatro frescas? consigo algo con ello? no creo.

Me quedo en casa a las tareas, sí, si quiero vivir. Porque ningun+a representante se ha presentado todavía a co-laborar con nosotr+s y lo que mis manos no hagan no cabe esperar que lo hagan las suyas.

Ahora bien, mi hoy grito: que dejen hacer. Es que ni eso. Ni hacen ni dejan hacer.

Quiero una solución y hoy quiero DI-SOLUCIÓN. Quiero que se disuelvan las cortes, el gobierno, la des-unión europea, las ccaa, las diputaciones provinciales, los consejos comarcales, los sindicatos, las monarquías… quiero un Otoño de hojas secas desprendiéndose y una Primavera de hojas nuevecitas y frescas respirando Vida.

¿Quiero que quede algo?
Si, quiero Juntas Vecinales.
Si, quiero que l+s profesional+s (tu, yo, nosotr+s) sigamos haciendo alimentos, viviendas, haciendo funcionar hospitales, escuelas, comunicaciones…. y  las millones de cosas necesarias como sabemos hacerlas y mejor cada día… de una buena vez sin que l+s mal llamad+s “polític+s” estorben y distraigan y deriven los recursos a las manos de un+s poc+s a base de sus-traer-los de las manos a quienes l+s co-creamos.

Hoy quiero que se vayan a la mierda. Eso es lo que tengo para decir y lo siento.
Que dejen de estorbarnos vivir como queremos, que es bien y nada más y nada menos.

Que ahora nos toca escribir sin esperanza al Ministro de Agricultura y no-sé-qué-más. Que el convencimiento que tenemos de que lo pedido es justo nos deja un único camino: seguir a-pelando o co-mo-se-di-ga mientras nos quede un julio de energía. Que hay un cuento viejo, de david y goliat… y que quien habla, palabras dice.

Y que si este es el calvario-pesadilla que la Vida quiere que juguemos, vamos a jugarlo, que peinamos canas y estamos aquí para eso.

¿Por qué esta entrada está en la categoría de “buenas noticias”? porque tenemos todas las de ganar: Nosotr+s estamos viv+s y los papeles burocráticos son cosas sin vida, artefactos pomposos y empantanados y ponzoñosos que no valen ni para… :O

A la mieeeeerda!

pan y trillar: información

Encuentro en la red este espacio, pan y trillar, con formato blog y entidad física en el nordeste de Segovia.

pan y trillar: información.

Me gusta mucho ver lo variado de las acciones que están saliendo de manos de emprendedor+s en los pueblos.

Con algunos planteamientos muy diferentes de los que expresamos en la granja brezo, encuentro también afinidades entre ambos espacios.

Me gustan en particular las reflexiones de pan y trillar acerca de estar en la blogosfera y la acción de compartir todo en código libre.

También compartimos el interés en el “auto-….”. En pan y trillar eligen para la reinvención del modelo económico y social poner el acento en la “auto-producción”. En la granja, con un matiz me parece, un poco diferente, hablamos de auto-construir, auto-cultivar… cosas de las palabras y en constante evolución!.. porque también en la granja el intento es vivir y laborar en el pueblo dando valor a los recursos disponibles y aportando a la común-unidad.

Gracias pan y trillar.

te atreves a soñar?

Este vídeo explica con dibujitos y de manera, a mi entender, muy eficaz conceptos clave para la Vida de l+s soñador+s como:

“zona de confort”, “zona mágica”, “miedo a lo desconocido”, “tensión emocional”, “tensión creativa”, “qués, por qués…”, visión personal del “para qué”…

Me parece alta-mente recomendable!

Un “chisme” autoconstruido, una gran buena noticia: la cocina “Cohete” (rocket stove)

cocina cohete wiki

Nos llama mucho la atención de este ¿widget? su característica impactante eficiencia. Pensamos que es una idea genial para “los tiempos que corren”, y por ello, una gran buena noticia saber que existe y que se puede hacer con facilidad. Estos chismes pueden solucionar una parte importante de las necesidades de energía de las viviendas y esto es, a nuestro entender, muy útil para estar en lo posible fuera del enloquecido sistema energético global que eleva continuamente, parece que sin límite alguno, los precios de los combustibles.

Otro dato muy bonito de estas “criaturas” es la forma extendida en que están instalándose por todo el mundo. Triunfan en granjas campesin+s de América y África, adonde llegan como una importante “mejora” de las condiciones de que habitualmente se dispone en las cocinas de estos lugares: el básico “fuego en el suelo”, la “cocina baja”. Sistema que, por cierto, no tiene nada de exótico, porque en una fácil mirada atrás, podemos recordar que es el mismo (hablo de donde estoy, en España) que usaban nuestr+s abuel+s y nuestr+s padres y madres todavía conocieron, en algunos lugares o momentos rurales.

Es decir, con las cohete, donde antes muchas familias campesin+s se encontraban con problemas para la evacuación del humo, por ejemplo y se veían obligadas a respirar, quizás continuamente, en un ambiente enrarecido nada saludable, se puede autoconstruir a muy bajo coste y con materiales locales una solución genial y con ventajas añadidas: cambia la postura del+ cociner+ elevándola del suelo, por ejemplo, consume lo mínimo y esto es clave donde escasea la leña…etc.

Nos gusta mucho darnos cuenta de que lo tenemos todo muy cerca, darnos cuenta de que hace cuatro días (como quien dice) que llegaron a las granjas los fogones de gas y después las vitrocerámicas y que tenemos el manejo del fuego inscrito en la masa de la sangre, porque hasta hace esos cuatro días, los seres humanos lo utilizábamos directamente a diario y lo apreciábamos lo mismo en todos los lugares del planeta.

También nos encanta saber seguro que muchas familias campesinas, como la nuestra, autoconstruyen en estos mismos momentos, por todas partes en el mundo, con facilidad y alegría, estas cocinas y que somos una gotita más de cambio que se enlaza con otras gotitas y con-forma…lo que nos gusta!

información en la wikipedia:

http://es.wikipedia.org/wiki/Estufa_Rocket_de_masa

imagenes de este chisme y algunas otras ideas semejantes por ejemplo en:

cocina cohete en pinterest