mete oro

mete oro

Tras una semana calurosisima, vivimos otra en la que se manifiestan meteoros aéreos, acuosos y luminosos abundantemente.

Ventea, llueve, nieva, vemos arcoíris… la sensación es plenamente otoñal en ambiente y temperatura. La desmienten la exuberancia y verdor de vegetación y flores.

En el diccionario académico meteoro o metéoro:

(Del lat. meteōrus, y este del gr. μετέωρος, elevado en el aire).

1. m. Fenómeno atmosférico, que puede ser aéreo, como los vientos, acuoso, como la lluvia o la nieve, luminoso, como el arco iris, el parhelio o la paraselene, y eléctrico, como el rayo y el fuego de san telmo.

(He ido a la wikipedia a recordar que es el fuego de Santelmo y decidido que me gustaría verlo en vivo… que espectacular! lo apunto en la lista de deseos viajeros meteoro=logícos junto a la Aurora Boreal!)

Dando una vuelta a la palabrita: mete oro ¿oro? ¿meté oro? ¿trae oro? riqueza = buenas cosechas?? hummm.

La advertencia de “hasta el 40 de mayo…” es archiconocida ¿ingenuo entonces asustarse por el clima en este mes?

Además, siguiendo con la sabiduría popular, en muchos refranes (por ejemplo en refranero castellano.com) se habla de la bondad de las lluvias en mayo. Planificando y realizando las labores a tiempo prudente… qué otra cosa se puede hacer con el clima que aceptarlo como es y darle la bienvenida??!! 🙂

lluvia fria 22 mayo

Con todo, estos días miramos mucho al cielo y en algún momento se escuchan en la granja quejas y maldiciones…  las ancestrales, las que millones de campesinxs expresan cuando los meteoros interrumpen las labores y no parecen propicios a las cosechas.

La lluvia es en este momento un grave inconveniente en el cultivo de la resina. Detiene las labores porque cualquier tarea en el exterior se dificulta mucho. Con lluvia no es posible picar, no permite que el estimulante ácido actúe como debe, pudiendose dañar la cara.

En la granja no teníamos tarea de pica esta semana y no sufrimos este inconveniente. Si que sufrimos este otro: cuando el pote se llena de agua la resina que cae flota sobre ella y se desliza fuera del cacharro, al suelo, perdiéndose.

pote y agua de lluvia

En la huerta la lluvia es bienvenida. La tierra estaba, pese a lo llovido en abril, muy seca. Tanto que el agua que ha caido esta semana, pareciendo bastante, no llega a calar en profundidad o quizá el viento la evapora enseguida… porque la tierra sigue estando seca.

Es la nieve en los altos y el viento que corta como un cuchillo lo que estorba estos días a los cultivos en la huerta-jardín. La helada de la que San Isidro volvió a ser amigo este año, afectó un algo a las patatas y se llevó por delante a los pocos aventurados tomates que plantamos como avanzadilla primaveral, y que, aun protegidos con ramitas y hojas a modo de sombrajo, no pudieron resistir tanto frío.

Varixs vecinxs campesinxs de los mas impacientes han visto helarse patatales, judias, tomates…

Miramos el cielo porque, si bien esta semana las temperaturas nocturnas se han templado, tememos la helada tardía que la nieve, que bajó estos días hasta el pico Sanguiñal y está presente en el Teleno, pudiera presagiar.

En la huerta de lejos (en la foto), con la crecida del regato, entró agua por un par de sucos de cebollas y debemos preparar una compuerta que impida la inundación. Calabazas y calabacines resisten por el momento la helada y unos rabanitos asoman afrontando el frío, en la huerta de cerca. Su “bancal” está muy cerca del seto y en él abundan materiales como ramitas y cortezas de pino.

Haciendo gestiones en la ciudad, preparando manufacturas para los mercados locales de las próximas fechas… quehaceres hay siempre y nunca el tiempo es perdido.

Mirando al cielo me pregunto si es posible ser campesinx libre de la angustia meteorológica que puede dar el temor de la pérdida de las cosechas.

Anuncios
¿Cómo registrar todas las vivencias y sucedidos?

¿Cómo registrar todas las vivencias y sucedidos?

Semanas desde la anterior entrada en este cuaderno… y muchas vivencias y sucedidos en la granja! Siento fuera de mi alcance registrarlos en su totalidad y aún menos con sus detalles… los listo sin pretensión exhaustiva, sin orden y confío que con cierto concierto… y quizá valgan para hacernos una idea de como vivimos el día a día en la granja en la transición del invierno a la primavera.

Registrar, hacer fotografías, anotar fechas, resultados… la considero una más de las labores granjeras. Y más veces de las que quisiera la desatiendo, en particular ahora que las labores son muchas y variadas. En parte, creo, porque llevar una cámara y “pararme” a hacer la foto me resulta un algo “tonto”, un “estorbo”, una cosa de “urbanitas”, algo ajeno a lo rural… por suerte, ante esta resistencia, otras personas ayudan compartiendo sus imágenes de lo que hacemos en la granja. Muchas gracias a estas personas! Algunas de las fotografías de esta entrada nos las han compartido.

Muchas veces asombra el discurrir del sincro-nario-calendario. El mes de abril pasa en un soplo y mayo llega exuberante de color, calor, vegeta=acción… y acciones!

domingo 6 de abril

amanecer el domingo 6 de abril

Las semanas pasadas vivimos una climatología tormentosa con muy poca lluvia caída. Una campesina veterana nos comparte su pronóstico de que el año se presenta proclive a este fenómeno, mientras que la helada, a estas alturas de mayo no le preocupa ya porque no la percibe como un riesgo posible.

También hubo semanas anticiclónicas y ventosas de sensación de mucha sequedad ambiental. Hemos superado los 20º C varios días y el viento ha soplado, frío de nieve, también su porción generosa del tiempo.

Con esto y pese a la abundancia de lluvias en abril (es posible ver la entrada del día 1 de abril lluvia y tesoros resineros) llegamos al momento de la planta=acción de la huerta con la tierra muy seca y pulverulenta.

Aquí y ahora, parece que los días transcurren como si duraran 14 horas ¿qué le pasa al tiempo?.

Y simultaneamente, cuando miro atrás me asombro: ¡hemos hecho todo esto!

Estas semanas pasadas, en la granja:

  • Vivimos los cambios estacionales. El escenario, paisajes, colores, matices… cambian. También la cualidad de la energía que requieren las acciones. Ahora es el momento de la realiza=acción de las ideas y acuerdos establecidos en el invierno, del empleo de las herramientas y recursos disponibles, del “manos a la obra”.
  • Un vecino o vecina salvaje, quizá gineta o zorro (garduña no, no es tan fuerte) entra en el gallinero móvil instalado en la huerta de cerca (a 100 pasos de la granja) y se come a todas las gallinas y al gallo. Desclavó un par de tablas para acceder y sólo dejó algunas plumas.
    La pérdida, siendo lastimosa, estaba contemplada como eventualidad posible y el ganado perdido se trata de viejas ponedoras en el final de sus vidas que habían cedido el gallinero principal a una nueva familia y habían empezado su retiro “en el campo”… qué poco les duró el júbilo de la jubilación! Así estaban las gallinas en el gallinero móvil.
  • Otro vecino salvaje, este algo más benigno, es un precioso mirlo. Remueve en los bancales y come semillas. A cambio, canta muy bonito. Hay otrxs mirlxs que hacen lo mismo. Este nos visita con familiaridad y atrevimiento.
  • Una semana entera de lluvias, la del 21 de abril  (que unxs granjerxs vivimos con más paciencia que otrxs) retrasa el inicio de la labor de pica. Vemos llover, descansamos y hacemos otras cosas.
    Iniciamos la primera pica el día 27 de abril. Cumplimos, con gran satisfacción, las planifica=acciones. En las “facilidades”  encontramos que las herramientas nuevas funcionan muy bien. Tenemos también algún disgusto y encontramos alguna dificultad impensada. La de mayor gravedad que, por una práctica inadecuadala en una de las picas de la campaña pasada, realizada en día de tormenta, el estimulante ácido bajo más de lo debido la cara, que encontramos necrosada y que no admite estímulo. Por ello es necesario “bajar” la cara hasta llegar a la zona a estimular.
  • Encontramos setas mientras laboramos en la resina. Durante una semana, comemos setas casi cada día: arroz con setas, boletus a la plancha, salteado de boletus, crema de setas… y encontramos a muchas personas disfrutando en el bosque, lo que nos encanta.
  • Empezamos a disfrutar del nuevo secadero solar prismático. Funciona de maravilla incluso en condiciones de insolación media. Secamos setas.
  • Algunxs granjerxs atrevidxs nos damos el primer baño en “la presa”, en el río Valtabuyo, el día que terminamos la primera pica, el viernes 2 de mayo.  Esta año la presa está a tope! El agua, de nieve. El lugar, precioso en todas las estaciones.
  • Disfrutamos de la compañía y la energía de una voluntaria WWOOFer! La primera persona que visita la granja como voluntaria es un ser superlativo! Un placer compartir estas semanas con ella! Llega desde Taiwan y nos pone la isla hermosa en el mapa. Alucinante historia la de esta isla, por cierto, en el pasado y en la actualidad. Voluntaria voluntariosa, siempre “haciendo algo”, siempre alegre, siempre ofreciéndose, iron girl! Vegana y amantísima de los animales, estas semanas comemos comida vegana muy rica! descubrimos cómo usar la harina de garbanzo, aprendemos a cocinar arror a la taiwanesa-española y disfrutamos de delicias como:
    – bizcocho vegano de zanahoria, con pasas y canela que podría codearse sin sonrojo hasta con los pasteles de la “Pili” en Ponferrada.
    – croquetas veganas con harina de garbanzo y tropezones de maiz (del de las ensaladas).
    – crema de semillas de sésamo con ajo, salsa de soja, aceite de girasol de primera presión en frío, sal de hierbas…
  • El jardín medicinal y las huertas entran en exuberancia. Empezamos a sembrar y plantar en la semana del 5 al 11 de mayo. Nuestra intención es, muy pronto, compartir contenidos y registros completos sobre estos procesos de los cultivos.
  • Damos los primeros pasos en la experimenta=acción con la ciencia biodinámica difundida por Rudolf Steiner y otras sabias personas y aplicamos en la planifica=acción esta tecnología en la medida de nuestros conocimientos, energía y medios. Para darnos facilidad en este proceso y porque nos lo pasamos muy bien nos juntamos, con gran satisfacción, a los encuentros del grupo de personas con interés en la biodinámica en el Bierzo y co-elaboramos los preparados, que empezamos a aplicar en las tierras del Teleno.
  • Visitamos a Gabriel, en Villalobos.
  • Una vez más, encontramos tesoros en el mercado de los primeros domingos de mes en Requejo de Pradorey, en las inmedia=acciones de Astorga.
  • Realizamos varios intercambios locales muy satisfactorios: por ejemplo, por remarcar uno que nos gusta mucho, obtenemos planta diversa (apio, hinojo, tomate, cebolla…) colaborando en desherbar unas líneas de espárragos. Además, algunas variedades  son locales y empezamos así a dar pasos en el alucinante mundo de la multiplicación de las semillas (puede haber mayor milagro que esta multiplica=acción?? remito al cuento del grano de trigo que se puede leer en la red, por ejemplo en este enlace en el blog en clave de niñxs.

manjaro linux

En lo personal estas semanas pasadas decido empezar a utilizar un nuevo lenguaje: linux. La experiencia del cambio a software libre, refuerza mi creencia de que la informática es una ciéncia kármica: que las herramientas y cosas informáticas funcionan “cuando quieren” y me lleva a sentir que el sistema operativo linux es pluscuamkármico y funciona (y/o no funciona) en la sincronicidad del cuando la Vida quiere!

En este momento uso la herramienta que vende el sistema pq la libre no me funciona nada… y no tengo a día de hoy una decisión tomada sobre si persistir o cejar en el intento de la libertad lógica.

Me gustan mucho el concepto, el diablillo rojo que sale al arrancar y el  puntero dorado que puedo utilizar en Manjaro! y me gusta el nombre de esta distribu=acción!

Con todo, estos días son otras las herramientas más utilizadas en la granja, casi todas analógicas 🙂

El sol y las tareas nos sacan de la cueva invernal y encontramos vecinxs en el bosque, en el mercado, en los viajes a la ciudad…!

Muchas gracias a las personas que hemos ido encontrando en estas semanas y con las que hemos intercambiado recursos y/o conocimientos!

En plena primavera, abrazos enlazadores desde la granja brezo, con deseos a todas las personas y familias de una gozosa y atareada esta=acción, porque estas tareas traen las cosechas que deseamos y la que quizá sea la cosecha principal: el gozo y el disfrute que da poner manos, corazón y cabeza en lo que hacemos.

clavado

clavado

Clavar consiste en colocar en el lugar conveniente los elementos necesarios para recoger la miera, la resina cuando sale del pino. Se realiza una vez que hemos retirado la parte gruesa de la corteza, la roña, en una primera labor llamada roñado.

Al clavar concluimos las tareas preparatorias y llegado el tiempo, podemos proceder a realizar la “pica” y empezar así la recogida de la preciosa resina.

Es labor de mucha importancia porque de ella depende que el resultado de la energía puesta en todas las demás sea el deseado.colocando pote. La herramienta se llama media luna o cambón

 

Los recipientes utilizados hasta que llegó el plástico eran de barro y en la zona del Teleno, muy barrera, abundaban lxs artesanxs que sabían manufacturarlos. Como prueba del carácter alfarero del lugar, permanece la toponimia en pueblos como Torneros de la Valdería y es posible encontrar todavía en el bosque potes de barro rotos y también enteros.

Una de las escasas modernizaciones del oficio es el uso actual de potes de plástico diseñados al efecto y fabricados por gigantes de la petroquímica. Más “prácticos” que los potes de barro a la hora de dar facilidad a la recogida… y caros para lo que son y traídos de muy lejos… un sueño sería volver al uso de los potes tradicionales y así contribuir a recuperar la alfarería en la zona.

Los otros dos elementos necesarios son una “hojalata” (chapa metálica) con forma de V abierta para ayudar a sujetar el pote y para recoger la resina y una punta sin cabeza.

Cuando es necesario se colocan además “medias” hojalatas a un lado o a ambos del lugar de caída de la resina, la “cara”.

clavado

Tradicionalmente se llevan las hojalatas, puntas y demás materiales en cajones de madera pintados de colores vivos, rojo, verde… que además proporcionan la utilidad de, encaramándose a ellos, poder alcanzar unos centímetros más arriba. Nosotrxs preferimos renunciar a esta ventaja y usar cintos de los que llaman de “encofradorx”, resistentes y con bolsillos grandes, porque sentimos que llevamos el peso (que al inicio del día es bastante) con mayor comodidad. Inconvenientes de los cajones nos parecen su peso extra y el que como se llevan en la mano, hacen inevitable una posición forzada de la espalda, con sobrecarga en uno de los lados del cuerpo. Además llevarlos supone agacharse a recoger el cajón en cada pino (docenas de veces extra por día).

Las herramientas utilizadas son la media luna o cambón y una maza de madera.

Empezamos diciendo que el clavado es labor de mucha importancia porque de él depende que el resultado de la energía puesta en todas las demás sea el apetecido: la recogida de la preciosa resina.

Es claro que nada hay más triste que ver, por un clavado defectuoso, como la resina cae al suelo y se pierde así todo lo hecho. Todos lxs campesinxs procuramos evitar a toda costa pérdidas en la cosecha!!

Y algunas veces nos quedamos en el intento! porque cada pino es diferente y por tanto el clavado requerido también lo es… y hay pinos muy retorcidos! 🙂

Hay muy diversas circunstancias posibles: algunos pinos están muy inclinados y la  fuerza de la gravedad atrae a las gotas de resina muy lejos del tronco. Entonces es posible valerse de trucos como utilizar recipientes de boca más ancha (platos) o el que utilizamos en la granja: colocar el pote más cerca, más arriba. También podemos elegir dejar sin cultivar los pinos demasiado inclinados. Otros pinos están inclinados “en costilla”, con la cara resinera arriba. Los pinos gruesos y grandes que han sido resinado en anteriores genera=acciones, pueden presentar “verones”, cicatrices de la resinación que complican el clavado…

Así, en esta labor me parece que hay una parte de lógica y de observación de la ley de la gravedad, otra parte de conocimiento de los pinos y del comportamiento de la resina (que da el “oficio” y “experiencia” y el ensayo-error) y… alguna parte de suerte!! porque la viscosidad de la resina es variable, porque una pequeña irregularidad en la madera puede cambiar la trayectoria prevista, por la dificultad de valorar todos los parámetros implicados, que hace fácil el error…

Así, esta labor, a mi entender, resulta tremendamente repetitiva dado que el mismo proceso básico se realiza en cada pino y en cada jornada estamos ante más de 100 pinos… siendo a la vez muy creativa, porque no hay una única solución posible y las formas y estilos de clavado son diversos.

juego pinos

Nos resultó curioso (y por eso lo narramos aquí sin valorarlo, únicamente como dato) saber por boca de resinerxs veteranxs que, en tiempos, en algunas familias resineras repartían las tareas así: las mujeres roñaban y los hombres clavaban.
Para quienes no habéis probado la experiencia, aclaro que el roñado resulta respecto del clavado, sin duda, una labor más física que realizan con más facilidad las personas con fortaleza y más penosa porque se realiza en condiciones pulverulentas.

Cosas curiosas de la Vida, también de la vida rural!

ya está! en el cultivo de la resina, finalizadas las labores de roñado y clavado

ya está! en el cultivo de la resina, finalizadas las labores de roñado y clavado

esquema labores de la resina

Ayer cayó la última chincheta. Está hecho. 🙂

En este esquema de cultivo cada chincheta representa 400 pinos que, como se puede ver, están distribuidos en 3 “huertos”, que en el lenguaje del monte llamamos “rodales”.

Nos sirve para ir visualizando el desarrollo de las labores, el cumplimiento de la planifica=acción y los avances logrados.

Como este cultivo tiene características muy peculiares, por lo desconocido que es y porque se realiza en el bosque, compartimos aquí los detalles y cifras de las labores que vamos realizando y deseamos que estos datos sean útiles para la valoración de este oficio precioso, el de resinerx.

Nuestra intención es compartir en este blog qué es y como se realiza cada labor. Es posible encontrar más informa=acción visitando la entrada sobre el roñado y los contenidos publicados sobre la resina. La intención es añadir contenidos sobre el clavado y la pica, labor que iniciaremos cuando la climatología la permita.

Colocaremos de nuevo chinchetas en el dibujo de los rodales, representando los pinos. Ahora pondremos una chincheta por cada 1.000 pinos, porque la realización de esta labor requiere, fundamentalmente, caminar mucho. Requiere recorrer, uno a uno, de nuevo, los 12.000 pinos y la meta es hacerlo en el plazo de una semana.

En una cuenta rápida: 12.000 pinos x 8 metros de distancia media entre pinos = 96 kilómetros en una pica, en una semana.

El objetivo es realizar 13 “picas”, así que, redondeando a 100 kms por pica (se camina alguno más, en desplazamientos diversos) las gentes de labor de la granja tenemos 1.300 kilómetros para recorrer, hasta octubre, en el bosque.

De verdad que no “necesitamos gimnasio”! 🙂

Con la técnica de pica actual, es preciso volver a laborar a cada pino cada 14 días. Así, nuestra agenda hasta que finalice la temporada del cultivo de la resina, está muy completa y organizada en semanas claramente diferenciadas: 1 semana de pica (en la que seguimos atendiendo todos los cultivos, los animales…) y una semana para dedicar centradamente a las otras labores y para descansar.

Como adelanto de informa=acción sobre la pica, que iniciamos próximamente, comparto foto de las herramientas utilizadas, que estamos poniendo a punto estos días y que diseñan y manufacturan en  talleres miguelañez, en Fuentepelayo, Segovia.

Los mecánicos de este taller singular son ellos mismos resineros y están continuamente innovando e inventando herramientas que faciliten el oficio. Este año estrenamos un hacha modificada, el modelo de la izquierda, todavía con el corte protegido por el embalaje, que esperamos que nos aligerará la dureza de la labor.

hachas de picar

Empiezan las épicas semanas de pica!! que se nos dé bien a todxs lxs resinerxs del mundo! qué logramos buenas cosechas!

 

primavera nevada

primavera nevada

Tras días nublados de temporal ventoso, poca lluvia y aún menos nieve, hoy llueve, ventea y nieva con intensidad.

Contemplamos amaneceres bellos entre nubes y también la luna al anochecer. El domingo pasado, ya nevó a a ratos con cierta intensidad.

Así, hoy no he puesto pie en el exterior y contemplo nevar tras los cristales.

Estos días pasados la primavera se mostraba ya así de esplendorosa.

¿Cuanto tiempo te quedarás, invierno diablillo?

primavera anticipada?

primavera anticipada?

En los pasados días vivimos un ascenso repentino de las temperaturas máximas. El termómetro llega a superar los 20º mientras sigue bajo cero durante la noche. Así, entramos en un período de extremos térmicos.

Cielos azules, días claros y el Teleno desvelándose.

Vemos las primeras flores de brezo, caléndula,  pensamiento… Los primeros brotes en el peral y algunos arbustos. Plantamos romero traído del cercano Bierzo, que también ya florece.

Esta planta enredadera es carácterística de la zona. Crece sobre muros y ruinas con una exuberancia tal que llega a desplomarse por su propio exceso de peso. Esto tememos que pueda ocurrirle, tras los vendavales pasados, a la anciana (suponemos, por el grosor de su tronco) que crece sobre el muro de una casa en ruinas en la linde de la huerta de la granja.

Desconozco todo sobre ella: nombre, edad, habilidades, recursos… y es una de esas vecinas a las que anhelo conocer… esa es la intención, muy pronto, en el herbolarium!

Y mucha belleza también en los días pasados, con cielos con nubes desde el amanecer y frío y neviscas todo el día.

Así vimos la huerta del saúco, los cielos y el pueblo de tabuyo y el lindero del bosque en un paseo alrededor de la granja.

La primavera ha venido y nadie sabe como ha sido!

total-mente!