la espada

espada

Una espada transparente aparece hoy entre mis manos.

Habita en mi interior, es la parte que no me contradice.

Su hoja es como un  rayo furioso y misericordioso, su empuñadura es un corazón que se parece al mío.

La acaricio con constancia, porque es lo que tengo.

Mi espada es frágil como el Universo y fuerte como el pétalo desecado de una Rosa.

Su poder es limitado como la verdad. DSC01278

El táctil recuerdo de un encaje perfecto, no es suficiente, voy viendo.

La forma fálica de un árbol milenario, apunta al infinito.

Demasiado cobardes para atreverse.

Como el petirrojo, que salta entre la menta, sin intención de probar.

Mis miedos son tantos y estoy tan orgulloso.

Si fueran pocos y estuvieran a mi merced, sería como ellos.

La soledad es imposible hasta que pruebas el vino.

Naufrago de un charco diminuto, con mi espada como remo.

Avanzo apenas una micra en cada brazada, que prisa tengo.

La orilla es el límite de la razón, si esta existiera.

Me adentro entre caricias, en la angostura de mil peros.

Demasiadas preguntas sin respuesta, o solo demasiadas preguntas.

El sol brilla en reflejos agridulces.

Como si me hiciera caso, cuando lo bendigo.

                                    ………….ooooooOOOOOOOOOOoooooo…………….

locuras e ingenuidades

Anuncios

en la luna… y en el lado oscuro de la luna

El martes 18 de febrero de 2014 un poco antes de las 9:00 a.m. la luna se ponía así  tras el Pico Sanguiñal.

En duro contraste, con la naturaleza ofreciendonos  a manos llenas regalos de amaneceres en tecnicolor, mañanas vigorizantes de colores brillantes, medios días soleados aptos para lagartijear, tardes ventosas y tardes apacibles y largas noches… en la granja andamos reviviendo pesadillas de miseria humana.

Llega otro sobre certificado con el mensaje “no hay ayuda”. Si no he perdido la cuenta, es el sexto sobre. El mensaje siempre el mismo. Increible pero cierto: no hay ayuda pública para afrontar las pérdidas habidas en el incendio. Árboles, labores, resina, herramientas… saldremos adelante por nuestros propios medios, sin ayuda.

Si podemos. Si lo logramos.

Si o no, si se nos ocurre encender la tele seguiremos viendo a l+s representantes public+s decir palabras acerca de lo necesari+s que son l+s “emprendedor+s”, de apoyo, de vuelta a los pueblos, de que “hay que…” para crear empleo, para contribuir, para… vivir.

Y hasta es muy fácil que les pueda ver aquí, a l+s representant+s públic+s, en vivo y en directo, cuando vuelvan para hacerse la foto el día del árbol o cualquier “día”… y recontar sobre los millones de € públicos que destinamos a los bosques… ¿a los bosques? querrán decir a las grandes empresas concesionarias y gestoras de los aprovechamientos muchimillonarios del patrimonio y los bienes pú-bli-cos. Señoras y Señores. Nuestr+s. De tod+s.

Y qué hago? me encorajino y les digo cuatro frescas? consigo algo con ello? no creo.

Me quedo en casa a las tareas, sí, si quiero vivir. Porque ningun+a representante se ha presentado todavía a co-laborar con nosotr+s y lo que mis manos no hagan no cabe esperar que lo hagan las suyas.

Ahora bien, mi hoy grito: que dejen hacer. Es que ni eso. Ni hacen ni dejan hacer.

Quiero una solución y hoy quiero DI-SOLUCIÓN. Quiero que se disuelvan las cortes, el gobierno, la des-unión europea, las ccaa, las diputaciones provinciales, los consejos comarcales, los sindicatos, las monarquías… quiero un Otoño de hojas secas desprendiéndose y una Primavera de hojas nuevecitas y frescas respirando Vida.

¿Quiero que quede algo?
Si, quiero Juntas Vecinales.
Si, quiero que l+s profesional+s (tu, yo, nosotr+s) sigamos haciendo alimentos, viviendas, haciendo funcionar hospitales, escuelas, comunicaciones…. y  las millones de cosas necesarias como sabemos hacerlas y mejor cada día… de una buena vez sin que l+s mal llamad+s “polític+s” estorben y distraigan y deriven los recursos a las manos de un+s poc+s a base de sus-traer-los de las manos a quienes l+s co-creamos.

Hoy quiero que se vayan a la mierda. Eso es lo que tengo para decir y lo siento.
Que dejen de estorbarnos vivir como queremos, que es bien y nada más y nada menos.

Que ahora nos toca escribir sin esperanza al Ministro de Agricultura y no-sé-qué-más. Que el convencimiento que tenemos de que lo pedido es justo nos deja un único camino: seguir a-pelando o co-mo-se-di-ga mientras nos quede un julio de energía. Que hay un cuento viejo, de david y goliat… y que quien habla, palabras dice.

Y que si este es el calvario-pesadilla que la Vida quiere que juguemos, vamos a jugarlo, que peinamos canas y estamos aquí para eso.

¿Por qué esta entrada está en la categoría de “buenas noticias”? porque tenemos todas las de ganar: Nosotr+s estamos viv+s y los papeles burocráticos son cosas sin vida, artefactos pomposos y empantanados y ponzoñosos que no valen ni para… :O

A la mieeeeerda!

fotos de la nevada el 3 de febrero

Muy buenos días nevados!

La previsión se cumplió y así hemos amanecido. La agenda en la granja, trastocada:

3 feb: 1er día roñando.

Imposible ir al bosque a lab-orar hoy, como no sea haciendo muñec+s de nieve 🙂

El ilusionantísimo primer dia de labor el bosque, en la resina, roñando los pinos… lo pasamos arte-sanando, escri-biviendo, viendo la tele (!!!!), junto al fuego, colgando unas estanterías… y así… estamos al inicio de la campaña y la nevada es lo que toca. Todo bien! a disfrutarla!